Harina de trigos procedentes en su mayoría de la región manchega, región con una larga tradición en el cultivo de trigos de fuerza.

Las calidades de estos trigos son especiales para la elaboración de nuestra harina de fuerza. Harina blanca y de tamaño grueso.

Las masas son consistentes y resistentes, pero no por ello dejan de tener equilibrio entre tenacidad y elasticidad.

Sus características físico-químicas son:

Parámetro Valor Método analítico
W. Fuerza Superior a 350 Alveografo
P/L. Equilibrio 0,6 / 1,0 Alveografo
Absorción de agua Superior al 58 % Promilógrafo T6
Tiempo de estabilidad Superior a 15 min. Promilógrafo T6
Índice de caída Superior a 350 seg. Falling Number
Humedad 13 / 15 % Desecación a 130º C
Cenizas Inferior a 0,65 % Incineración
Proteína 12,5 / 14,0 Destilación. M. Kjeldahl
Gluten húmedo 30 / 33 % Extracción con d. Salina
Gluten seco 10 / 11 % Extracción con d. Salina

 

Otros datos

Alérgeno: harina de trigo

Ausencia de OGM

Parámetros microbiológicos y de contaminantes
según legislación vigente

Fecha de consumo preferente:
3 meses (Marcado en los sacos)

Conservar en lugar seco y aislado del suelo

 

Anexo de las fichas técnicas:

Parámetros microbiológicos y de contaminantes según legislación vigente

 

Análisis Parámetro Contenidos máximos (μg/kg) Fuente
Físico-Químico Aflatoxina B1 2,0 (1)
Suma de B1, B2, G1 y G2 4,0 (1)
Ocratoxina A 3,0 (1)
Deoxinivalenol 750 (1)
Zearalenona 75 (1)

 

Análisis Parámetro Contenidos máximos (UFC/g) Fuente
Microbiológico Colonias aerobias mesófilas 106 (2)
Escherichia Coli 102 (2)
Salmonella y/o Shigella Ausencia UFC/25g (2)
Mohos y Levaduras 104 (2)

 

(1) Reglamento (CE) Nº 1881/2006 de la Comisión de 19 de diciembre de 2006 por el que se fija el contenido máximo de determinados contaminantes en los productos Alimenticios.

(2) Real Decreto 1286/1984, de 23 de mayo, por el que se aprueba la Reglamentación Técnico-Sanitaría para la elaboración, circulación y comercio de las harinas y sémolas de trigo y otros productos de su molienda, para consumo humano con la modificaciones posteriores. Se toman dichos valores como referencia al ser derogadas las disposiciones relativas a los criterios microbiológicos mediante el Real Decreto 135/2010, de 12 de febrero.

(3) Contenido LMR de plaguicidas mediante el Reglamento 396/2005.